domingo, 5 de abril de 2009

Elecciones y políticas culturales


En las últimas semanas han venido sucediendo varios hechos que se tornan interesantes de comentar. Por el lado de la política arrancan las campañas para gobernador, alcaldes y diputados. En Nuevo León los candidatos del PAN y el PRI se disputan la gubernatura luego de un proceso de selección tipo "dedazo" que al menos en el PAN no habíamos visto. Pero bueno el partido en el poder ejerce ahora mecanizamos que antes criticaba, y el PRI sigue con sus mismas estrategias, de dedazo, acarreo, populismo, etc. que sin embargo encuentra sus seguidores oportunistas. Otros como el PRD al menos en Nuevo León no tiene seguidores. Y el PT, bueno pudimos constatar que intentaron hacer "arreglos" (ellos le llaman alianzas) que finalmente no concretaron. En fin, mucho teatro. Las mismas caras y apellidos que cada vez se reparten el botín político (y económico). El resto, los mortales vemos como pasan las cosas y como la elite en el poder se perpetúa generación tras generación.

En el ámbito del Arte y Cultura, debemos estar atentos a las propuestas de políticas culturales de los candidatos. Ojalá le den continuidad a los proyectos positivos como el Encuentro Internacional de Grabado No Tóxico, que se desarrolló en marzo en Monterrey y que fue todo un éxito, en organización y contenido. Que se le de un uso regular a las instalaciones del parque fundidora, la nave generadores y la nave Lewis que albergan espacios de exhibición y fueron acondicionados para el Fórum de las Culturas. Esos espacios necesitan definición de vocación y presupuesto suficiente para ser aprovechados. Ya se les invirtió mucho dinero pero se puede perder por falta de uso y mantenimiento. Otro asunto es propiciar proyectos de arte público, que no tiene que ver con jardines del arte ni "bellas vías" como al parecer confunden algunos funcionarios. Podemos aprovechar que cierta vertiente del arte contemporáneo no se circunscribe a espacios convencionales como galerías y museos, sino que pueden adaptarse a espacios urbanos como banquetas, escaparates y lugares públicos diversos. Con ello se gana involucrando al público que no pisa museos y que es la mayoría. Un ejemplo interesante fue el proyecto "Cursor" realizado por Iván Abreu en la ciudad de México el año pasado.

Estaremos esperando las "propuestas" reales, responsables y ojalá esta vez alguien se comprometa por escrito a cumplirlas.

1 comentario: